Amor que mueve a comedia

El dolor de Hécuba
26 enero, 2021
El comienzo del empoderamiento femenino
4 marzo, 2021

Amor que mueve a comedia

El teórico Virgilio Ariel Rivera afirma en La composición dramática: estructura y cánones de los 7 géneros que “La búsqueda, el encuentro y el reencuentro con el amor –el matrimonio, los celos, el adulterio– son los temas por excelencia de la comedia”. El Eunuco es, precisamente, una comedia escrita por Terencio en siglo II a. C., que aún sigue vigente. Fue representada el 14 de mayo de 2014 en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, con la dirección de Pep Antón Gómez y la adaptación de Jordi Sánchez; la dirección musical quedó en manos de Tao González. El reparto de la puesta en escena lo componen nueve actores que interpretan a Fanfa, Thais, Lindus, Parmenón, Fedrias, Filipa, Cilindro y Pánfila. Destacan, como protagonistas, Thais y sus dos enamorados: Fedrias y Fanfa (Trasón en el texto dramático). Dentro de la representación, existen diferentes recursos, como el equívoco o enredo, y temas, como el interés monetario, el deseo, la desesperación y desconfianza, aunque el principal recae en el amor y en la libertad para ejercerlo.

Lee aquí la comedia

“La comedia maneja todos los valores socio-morales”, afirma Ariel Rivera; “es un delito menor, pecado venial contra las leyes de los hombres”. El teórico explica cómo dividir y entender la comedia, lo cual funciona para la composición latina de Terencio. Primeramente, el protagonista cómico es ético, ya que “reconoce, se asume derrotado, infractor de su medio social, esto lo convierte en un ser amable, pide perdón”. Esta acción sucede cuando los pretendientes de Thais llegan de sorpresa y ella debe justificar el porqué de su actuar y confesar que solo quiere a Fedrias para ser feliz con él a pesar de no tener dinero. Siguiendo con el protagonista, encontramos las constantes básicas, que concretizan su acción en tres pasos: 1. Solo piensa en sus intereses personales 2. Es descubierto, denunciado 3. El resultado final, el ridículo se hace manifiesto. Thais pretende hacer todo por interés, pero cuando cae su juego tiene que expresar sus verdaderos fines.

El texto tiene un constate tono festivo, ya que dentro de él cabe “la condescendencia, la crítica sana y hasta el reproche mesurado, el medio es propicio para la comunicación, el acercamiento y la coquetería”. Durante el transcurso, tanto de la representación como de la lectura, existen varias situaciones de reproche entre los esclavos y sus amos. Un claro ejemplo sucede entre Quereas y Parmenón cuando deciden efectuar el plan para cambiarlo por el eunuco. Otro aparece con la burla de Filipa hacia Parmenón, al conducirlo con engaños a que destape frente a su amo todos los enredos que ayudó a desarrollar. Aquí entra la conducta socio- moral con sentido de aceptación, optimismo y buen humor” (106); luego de la burla, logra que él acepte sus malas decisiones, y cree consciencia de que no siempre podrá embaucar a las personas para conseguir su cometido.

Por último… el final: “es siempre algo afortunado, no necesariamente hilarante, pero sí algo que el público califica como justo, propio o correcto”. No siempre se espera un castigo en sí mismo; la sanción o reprimenda puede ir dirigida hacia la sociedad y no solo al protagonista. En este caso, el cierre resulta bastante benéfico para todos los personajes; a la hermana esclava y violada que resultó ciudadana la comprometen con el codiciado Quereas, hombre de buena familia. Tahis queda felizmente con su amor Fedrias, a pesar de que le pidió distancia y él estaba dispuesto a renunciar a su amor. El soldado Fanfa resulta amado por su más allegado servidor y en amistad con Fedrias y Quereas. En conclusión, las malas acciones resultan provechosas para todos. Thais demuestra que tiene un gran corazón y no se mueve solo por el interés como lo hacía creer. Todos quedan con pareja demostrando así que después de las adversidades existen los finales felices.

Militza Alcántara Gutiérrez
30 de septiembre de 2020

 

Ejercicio: Elaborar una reseña crítica de 600 a 700 palabras sobre la puesta en escena. Primero, veremos la videograbación de la obra, grabada en el Festival Internacional de Teatro Mérida (2014); luego, leeremos el texto dramático (en la edición de Cátedra); y, por último, la teoría (el capítulo correspondiente de Virgilio Ariel Rivera). Las especificaciones son las siguientes:
  • Párrafo inicial: Contextual. Datos principales del montaje: texto dramático original (fecha de composición o representación), dramaturgo, director, compañía, elenco principal (protagonistas), festival, foro y fecha del espectáculo. Aquí es necesario realizar una pequeña sinopsis. La lectura del texto dramático nos ayudará a comprender y analizar el ejercicio de adaptación llevado a las tablas. ¿Cuál es el tema principal de la puesta en escena? Van a respaldar su escritura con una imagen (un pantallazo).
  • Párrafo o párrafos siguientes: Daremos por hecho que la puesta en escena es una tragedia. Desarrollarán cinco conceptos que aparecen en los mapas conceptuales de Ariel Rivera, y que los pondrán en cursivas para que sea más fácil identificarlos. Ejemplo: esquema básico, conflicto, maneja emociones, toma de conciencia, el espectador se identifica, etc. Utilizarán, al menos tres citas (textuales o parafraseada), para respaldar sus ideas.
Norteatro
Norteatro
Centro de investigación y documentación dramática.

Deja una respuesta